En Respuesta a la PNL presentada por el PP Andaluz sobre la actividad Cinegetica en los Parajes Naturales de Almería.

Comment

Gestión Medioambiental / Medio Rural Noticias
Siguenos: Facebooktwitteryoutube

Sin considerar que, de entrada, siendo responsables con nuestro programa electoral no podemos defender la caza sin una regulación previa y que nuestra pretensión es la defensa del medio ambiente, la sostenibilidad, el rescate del mundo rural, la recuperación de caminos para la ciudadanía… No podemos admitir ni asumir lo que se plantea.

La Consejería de MA y OT, mediante el Decreto 172/2016 cataloga como zonas de especial conservación (ZEC), los tres lugares que nos ocupan. Una consideración muy importante que hay que tener en cuenta. Este nivel de protección, quizás el más importante a nivel europeo, viene enclavado dentro de la Red Natura 2000, una de las mayores herramientas a nivel europeo de lucha en favor de la protección de espacios y contra la pérdida de biodiversidad.

También se aprueba el PORN, mediante el Decreto que se mencionó antes, y con él, la prohibición de la actividad cinegética. (Cualquier normativa en materia de conservación y protección ambiental, está por encima de cualquier otro ordenamiento, y esta además es a nivel europeo).

El sector cinegético solo representa y trata de imponer los intereses de un sector que se ha privilegiado frente al resto de los ciudadanos.

Ciudadanos que quieren disfrutar con tranquilidad y seguridad del medio natural.

Medio en el que lo que pretendemos es que se puedan desarrollar actividades productivas, de turismo y de ocio que tanto interés económico y social tienen y pueden llevar a Almeria.

Almeria necesita activar su mundo rural, pero no sera la caza quien lo haga, la caza ha estado presente en la provincia sin haber mejorado ni fomentado otra cosa que el sufrimiento animal, el deterioro del medio ambiente, y la esterilización de terrenos que fueron agrarios.

Otros son los agentes que reactivaran el mundo rural y a Almeria. La caza no es, no ha sido el sustento de Almeria, Almeria necesita reinventarse al margen de la caza, fomentar su turismo y su mundo rural desde perspectivas nuevas que atraigan a la ciudania, bien a volver a nuestros pueblos bien interesándose en visitarnos.

El PIB de la caza es pequeño, se incluye en el agropecuario, en el subsector forestal, pesca y caza que en 2012 retrocedió 3.3 por ciento y ha seguido bajando. Estas actividades participaron con 57.9, 33.6 y 8.6%, en ese orden, en el PIB agropecuario. El PIB agropecuario sabemos que es menor del 10% del PIB

Lo cierto es que los cazadores originan daños al medio ambiente, y documentadas estan las denuncias que sobre ellos pesan

EJ: http://almeria360.com/tag/caza-furtiva

http://www.elalmeria.es/almeria/Junta-denuncia-cazadores-furtivos_0_1106589735.html

http://www.ecoticias.com/naturaleza/85457/noticia-medio-ambiente-Almeria-pillados-cuatro-cazadores-furtivos-perros-presa.

Actualmente  en  la provincia  de Almeria es  tal   la escasez de  caza  que  prácticamente han desaparecido  las especies   autóctonas  de conejo,  perdiz, liebre, palomas, etc.  debido   a la  actividad  de la caza, la sequía  y los  depredadores. Los cotos  de caza, ya  sean municipales, de asociaciones de cazadores o particulares  se  dedican  a repoblar  conejo  con  especies que al no ser  autóctonas, consiguen una nula adaptación y contaminación  de los  pocos  autóctonos  que quedan . El negocio es para los criadores  y granjeros de esas especies que, ademas, optan a subvenciones ecologistas.  Con  la perdiz  pasa lo mismo,  se  dedican  a  repoblar  con perdices  de granja  y  a hacer sueltas  de perdices  cuando  abren  la veda,  previo  pago  de  cantidades  enormes  por parte de los cotos a  los  granjeros  que  las  crían. Esas   perdices  no están   acostumbradas  al campo  y  en  poco  rato  las  matan y las que  se escapan  contaminan  a las  pocas  que  quedan  autóctonas  y la mortandad  es  inmediata.  Con estos animales no se puede porque  esas  perdices no saben  nidificar y  cuando lo hacen  no  lo hacen  en los sitios  adecuados  y  si consiguen sacar  alguna  pollada  lo hacen  en  tierras  de cultivo  o próximas  con lo cual   los depredadores  y  la  gente  las  matan  en seguida porque no saben  defenderse  en el campo  y son muy fáciles de  matar.

Es  cierto  que  el jabalí  rompe  y destroza  los nidos, es la idiosincrasia del jabalí y forma parte de la convivencia en espacios naturales, de la forma en que los ecoespacios se equilibran, no siendo comparable con  el  daño  que   hace  la repoblación con especies de  granja y  la caza.

La cabra montes , debido  a la  sequía y la escasez de alimento en  la sierra baja a las tierras  de cultivo, esporádicamente.

En caso de ser necesario el sacrificio de animales deberá  procederse a su sacrificio mediante batidas controladas   por  los agentes de   medio ambiente, unicos autorizados a hacerlo.

Que dejan residuos plásticos en nuestros espacios naturales, que su munición contamina. Que no respetan caminos, no participando en actividades de limpieza que contribuyen a  la conservación  del medio  ambiente  y lucha  contra  los incendios,

La regulación de los espacios naturales NO puede ser si DEBE ser competencia de cazadores, si no de biólogos especialistas en la materia, la inserción de depredadores naturales es la forma ética y efectiva de controlar los espacios naturales, permitiendo el disfrute a toda la ciudadanía de espacios que de toda la ciudadanía son.

Si hay algo cierto en este texto y que debemos y tenemos que apoyar, hacen falta mas Agente de Medio Ambiente, Agentes de Seprona y mayor vigilancia en nuestros espacios naturales. No puede ser que en sábados y domingos nuestros espacios queden sin supervisión porque libran los agentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Compartir: Facebooktwittergoogle_plusreddittumblrmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *